Estudio genómico analiza las propiedades de virulencia y resistencia a antibióticos de aislados patogénicos de Renibacterium salmoninarum

Estudio genómico analiza las propiedades de virulencia y resistencia a antibióticos de aislados patogénicos de Renibacterium salmoninarum

El equipo de la Universidad Andrés Bello y línea de Investigación 2 del Centro de Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR), dirigido por el Dr. Ruben Avendaño-Herrera y el Doctor (c), Jorn Bethke con la colaboración del Dr. Alejandro Yáñez dan luces a nivel genómico de dos aislados de R. salmoninarum denominado “Comparative Genomic Analysis of Two Chilean Renibacterium salmoninarum Isolates and the type strain ATCC 33209T” publicado en Genome Biology and Evolution. “Este estudio es parte de los resultados obtenidos y publicados en los últimos 3 años como productos científicos del FONDECYT 1150695, proyecto que levantó información sobre la estructura poblacional de R. salmoninaron causante de problemas patológicos en Chile y sus principales factores de virulencia distintos a la clásica proteína p57” señaló el investigador.
Precisamente, como parte de la tesis doctoral del Dr(c) Bethke se seleccionaron los aislados chilenos H-2 y DJ2R, ambos causante de BKD en condiciones de cultivo. De hecho, los dos aislados han sido asociado a distintas propiedades de virulencia, por lo que se secuenció cada genoma en búsqueda de los genes y las proteínas implicadas en la virulencia y la patogenicidad. Además, se comparó con la cepa tipo de la especie ATCC 33209T”, comentó el Investigador Principal de la Línea de Investigación Nº 2 del INCAR, Dr. Ruben Avendaño-Herrera.
El análisis del genoma reveló genes relacionados con el ciclo de ácido tricarboxílico, la glucólisis, el transporte de hierro y otras vías metabólicas. Además, los datos indicaron que R. salmoninarum puede tener una variedad de posibles estrategias de virulencia y resistencia a antibióticos, los cuales poseen una alta identidad con bacterias del conocido patógeno bacteriano Mycobacterium,”, añadió el investigador.
El estudio proporciona los primeros conocimientos y pasos iniciales hacia la comprensión de las bases moleculares de la resistencia a antibióticos, los mecanismos de virulencia y la adaptación del húesped /ambiente en dos aislados chilenos de R. salmoninarum. “En este sentido, durante el desarrollo del FONDECYT 1150695 nos hemos preocupado de levantar información relevante en pos de facilitar el desarrollo de medidas preventivas y de tratamiento contra R. salmoninarum en Chile y por qué no aportar en el conocimiento en todo el mundo. Ahora, esperamos colaborar con la industria nacional en el desarrollo de soluciones y lograr mitigar el impacto que el BKD” finalizó el investigador.
Revisa el estudio aquí.

Dra. Doris Soto recomienda monitoreo permanente ante escapes de salmón

Dra. Doris Soto recomienda monitoreo permanente ante escapes de salmón

La Investigadora Principal del Integrative Program del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, Dra. Doris Soto, escribió una columna para la Revista AQUA, sobre la importancia de realizar monitoreo permanente ante los escapes de salmones.
En el texto, la Dra. Soto, quien ha seguido con atención el escape de peces desde el centro de cultivo “Punta Redonda” de la empresa Marine Harvest, ubicado en isla Huar, seno de Reloncaví, región de Los Lagos, señala “hace veintidós años, con un equipo de científicos y estudiantes de la Universidad Austral de Chile (UACh) en Puerto Montt, llevamos acaso el estudio más extenso para monitorear y seguir el destino de los peces escapados desde balsas flotantes en el ambiente marino que se haya realizado (creo que a nivel global). Hicimos esto a través de un proyecto de investigación financiado por el Fondo de Investigación Pesquera (FIP 95-31) después de los escapes masivos de salmón que tuvieron lugar después de eventos climáticos relevantes durante 1994 y 1995. El informe científico está disponible en el sitio web del FIPA y el documento fue publicado en Ecological Monographs.
En ese estudio estimamos que aproximadamente 4 millones de salmones escaparon durante 1994-95. Seguimos a los salmones escapados trabajando en cooperación con pescadores artesanales en seis localidades de pesca artesanal en las regiones de Los Lagos y de Aysén durante un año (trece muestreos en total).
En ese momento, la producción era más o menos uniforme entre la trucha arcoíris, el salmón coho y el salmón Atlántico y las escapes también eran proporcionales. Después de los escapes, los pescadores capturaron salmón de manera muy eficiente y estimamos que la mayoría de los peces escapados fueron capturados dentro de los ocho meses posteriores al inicio del estudio. Una de nuestras predicciones (basada en los resultados del estudio) fue que el salmón Atlántico era menos propenso a establecer poblaciones asilvestradas o convertirse en una amenaza para las especies nativas porque eran capturados fácilmente y no podían sobrevivir y alimentarse bien. Después de 22 años podríamos decir que nuestra predicción fue probablemente correcta al menos hasta ahora, porque no hay informes científicos de poblaciones silvestres (una gran diferencia con el caso del salmón Chinook). Sin embargo, estos hechos no aseguran que el salmón Atlántico no pueda establecer poblaciones silvestres y no nos podemos descuidar, hay que seguir investigando y monitoreando.
Lo mismo está sucediendo ahora. Después de los escapes en isla Huar ha habido muchos botes de pesca y redes de enmalle alrededor del seno de Reloncaví. Mi estimación de lo que veo en Pelluco es que posiblemente las capturas máximas tuvieron lugar una semana después de los escapes. En este momento (doce días después de los escapes) seguimos viendo muchas redes, pero no vemos pescadores capturando ejemplares. Por supuesto, esta puede ser una visión parcial de solo un área del seno de Reloncaví y, por lo tanto, la acción más importante ahora sería diseñar un buen sistema de monitoreo en torno a la pesca artesanal y/o en conjunto con la pesca artesanal para dar seguimiento a esta fuga.
A menudo escuchamos que los pescadores temen por los impactos del salmón en su pesca objetivo, pero hay poca evidencia de impactos reales, ya que normalmente no hay salmones silvestres en el mar (excepto en el caso de un escape masivo como el que hemos experimentado recientemente); si lo hubiera en poblaciones importantes como para tener un impacto, los veríamos también más a menudo en sus capturas. No estoy segura de dónde viene el salmón disponible en los mercados locales (ejemplo Angelmó), pero cuando los examinas normalmente no tienen marcas de redes de enmalle (típico de un salmón pescado con esa técnica, que es la más común).
Como se indicó, en el estudio de investigación mencionado concluimos que los pescadores fueron muy eficientes en la captura de peces escapados y posiblemente sean el mejor seguro para evitar mayores impactos ambientales de una especie potencialmente colonizadora. Sin embargo, para mitigar tales escapes con los pescadores, se requiere que se desarrolle un sistema de transparencia y confianza adecuadas entre la industria del salmón y los pescadores, junto con un control y regulación adecuados por parte del gobierno. Por supuesto, un problema fundamental que debe resolverse es minimizar el uso de pesticidas, productos químicos y antibióticos en la producción de salmón, así como establecer tecnologías que garanticen los tratamientos en sistemas cerrados que se someten a cuidados adicionales y bioseguridad. Estas son responsabilidades fundamentales de la industria.
El monitoreo de la comercialización de los peces también es muy relevante, y para evitar escapes intencionales y robos se podrían utilizar tecnologías innovadoras para reconocer el origen de un salmón vendido en el mercado. En el informe científico de los escapes de 1995, propusimos algunas metodologías, pero hoy en día existen muchas más herramientas (especialmente relacionadas con la genómica) que podrían utilizarse con mayor eficacia. Obviamente se requeriría mayor fiscalización.
En cualquier caso, debe haber un monitoreo permanente de los peces y de la pesca en las áreas de cultivo del salmón y en sitios de referencia o control (sin centros salmonicultores) para mantener un registro continuo de la situación y posibles impactos de la actividad y poder mitigar y remediar a tiempo”.
Descargue aquí el Informe Final FIP 95-31.

Fuente: Revista AQUA.

Foto: Pablo Carrasco, Archivo INCAR.

Economistas analizan Ley de cultivo y repoblamiento de algas en Chile

Economistas analizan Ley de cultivo y repoblamiento de algas en Chile

Un grupo de investigación multidisciplinario liderado por el Investigador INCAR, Dr. Miguel Ángel Quiroga, de la Universidad de Concepción (UdeC), y en el que también participan Marta Araneda, Nuria González, Marcela Jaime, César Salazar, Yanina Figueroa y Roberto San Martín, está trabajando en el proyecto titulado “Determinación del beneficio potencial de la implementación de la ley de bonificación de algas en el sector acuicultor de las Regiones del BioBio y de Los Lagos”, que es financiado por el Fondo de Investigación Pesquera y Acuícola (FIPA), el cual que busca analizar una nueva política de subsidios para el cultivo y repoblamiento de algas en nuestro país.
En los últimos años, los extensos bosques de algas a lo largo de la extensa costa de Chile se han convertido en una importante fuente de ingresos para muchos hogares de pescadores, donde el alga recolectada es destinada para alimentos o para productos cosméticos, suplementos nutricionales, productos farmacéuticos, entre otros. Pero la presión sobre estos recursos ha desvastado a muchas áreas del fondo del mar, lo que ha amenazado tanto la salud del medio marino costero como los medios de subsistencia de los hogares dedicados a la recolección de algas en pequeña escala, como a las empresas de procesamiento vinculadas a la actividad.
Para hacer frente a esto, una industria secundaria ha despegado en los últimos años, donde pequeños productores han comenzado a cultiva algas y a trabajar para volver a poblar las praderas de algas. La industria se ha vuelto técnicamente competente, y el cultivo de algas ahora está bien establecido para algunas especies.
Recientemente, el gobierno chileno inició un programa para subsidiar estas operaciones como una forma de impulsar la industria y apoyar los esfuerzos de conservación marina. La política fue elaborada por la Subsecretaría de Pesca del Ministerio de Economía, aprobada en 2016, mediante la Ley N° 20.925 e implementada un año después.
El proyecto ha presentado gran interés y ha sido difundido por la Red Internacional Environment for Development (EFD), cuyo objetivo es apoyar el alivio de la pobreza y el desarrollo sostenible mediante la creación de competencias de economía ambientan en los procesos de formulación de políticas, por lo cual este proyecto toma real importancia (ver nota aquí).
Los resultados del estudio se difundirán en un taller que se realizará este viernes 20 de julio en el Hotel Diego de Almagro de Valparaíso. La actividad comenzará con la presentación oficial del proyecto por parte del Dr. Miguel Ángel Quiroga, tras lo cual se llevará a cabo la ponencia “Caracterización del Sector Productor y Comercializador de Algas”, a cargo de Yanina Figueroa (INCAR) y del Dr. César Salazar (UdeC). Posteriormente, el Dr. Salazar acompañado del Dr. Quiroga presentarán a los asistentes la ponencia “Estimación de los Beneficios Potenciales que tendría la Ley de Bonificación de Algas”, para continuar después con ““Líneas de acción para asegurar los beneficios” a cargo de Marta Araneda (UdeC). El taller finalizara con la revisión de las conclusiones y recomendaciones, a cargo de Nuria González, de la Universidad de Concepción.

Equipo de INCAR recibe premio “Ciencia con Impacto”

Equipo de INCAR recibe premio “Ciencia con Impacto”

Un grupo de investigadores del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, fue reconocido en la Ceremonia de Premiación “Ciencia con Impacto”, de la Universidad de Concepción (UdeC), en la categoría “Protección de Invenciones”, el que distingue a los equipos de investigación que durante el 2017 protegieron los resultados de sus proyectos a través de la solicitud de patente.
Se trata del proyecto “Una vacuna para el control de la caligidosis sobre peces salmónidos”, el que está liderado por el Investigador Principal y subdirector del INCAR, Dr. Cristian Gallardo, y en el que participan los estudiantes de Doctorado en Ciencias con mención en Manejo de Recursos Acuáticos Renovables (MaReA) de la UdeC, Gustavo Núñez, Valentina Valenzuela y Diego Valenzuela.
“Este reconocimiento otorgado por parte de la Universidad de Concepción, lo recibimos con alegría, dado que demuestra como las investigaciones que realiza INCAR son de excelencia y que, a su vez, generan soluciones reales para la industria del salmón”, comentó el Dr. Cristian Gallardo, quien añadió que “actualmente estamos en el proceso de licenciamiento de la vacuna y esperamos su pronta comercialización en Chile”.
La premiación “Ciencia con Impacto UdeC” fue creada por iniciativa de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo en el 2017, con el objetivo de reconocer a los investigadores que durante el periodo anual anterior hayan tenido un desempeño destacado en los ámbitos de protección de invenciones y transferencia a la industria por medio del licenciamiento.
“Creemos que es importante no sólo valorar la productividad científica en forma clásica a través de publicaciones ISI que es lo que normalmente se hace, sino que queremos también incentivar a los investigadores a desarrollar investigación que tenga un impacto más concreto con productos que lleguen a la sociedad”, declaró la Vicerrectora de Investigación y Desarrollo, Dra. Andrea Rodríguez Tastets.
El Rector de la Universidad de Concepción, Carlos Saavedra, destacó la iniciativa, indicando que “normalmente el trabajo de creación es solitario, es una búsqueda permanente, de años de construcción de un camino que a uno le permite encontrar la fusión de tecnologías de resultados de manera de llegar a un producto, a una nueva tecnología que transforme procesos. La verdad es que poder hacer el alto institucional para reconocerlo en una ceremonia es de profunda significancia para quienes reciben este premio”.
En la premiación, que se realiza por segunda vez, se reconocieron a más de 100 inventores en cinco categorías: Protección de Invenciones, Transferencia Tecnológica, Impacto UdeC, Impulso Emprendedor e Impulso Innovador.

INCAR realizó tercer taller para la formación de científicos escolares en el Liceo “Filidor Gaete Monsalve” de Llico

INCAR realizó tercer taller para la formación de científicos escolares en el Liceo “Filidor Gaete Monsalve” de Llico

El Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, realizó el Tercer Taller de Inducción para la Formación de Científicos Escolares en el Liceo Técnico Profesional, Filidor Gaete Monsalve, de Llico.
La actividad en la que participan los integrantes del Programa de Outreach del INCAR, Pablo Carrasco, Álvaro Sanhueza y Óscar Santis, consiste en apoyar tres proyectos de investigación local desarrollados por los estudiantes y profesores del liceo, y que tiene un impacto directo en la localidad en la que viven.
“Algas de Llico”, guiado por el profesor Alejandro Fritz e integrado por los estudiantes Alexis Fernández, Matías Lincopí y Darling Salas, resultó beneficiado en la iniciativa “Clubes de investigación científica escolar” de PAR Explora Biobío y tiene por objetivo comparar el estado del recurso cochayuyo (Durvillaea antarctica) en un Área de Manejo de Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB) y una zona de libre acceso  de Llico.
“A través de muestreos en ambas zonas se evaluará la abundancia, estado reproductivo, tamaño y crecimiento del cochayuyo. Además, se realizarán entrevistas a pescadores para estimar el conocimiento de ellos respecto al recurso y sus técnicas de extracción, y si conocen los posibles usos comerciales o potencialidades de usos de esta especie en el mercado”, explicó Álvaro Sanhueza, estudiante de doctorado INCAR, quien asesora científicamente este proyecto.
Un segundo grupo liderado por la docente Belén Carmiglia, compuesto por los alumnos Franchesca Huenupíl, Joaquín Rivas, Carla Salas y René Yáñez, y en el que asesora el Sociólogo Dr. (c), Oscar Santis, se ha centrado en investigar la Disminución del loco (Concholepas concholepas), lo que ha provocado un desequilibrio en la sustentabilidad de las localidades Punta Lavapié y Llico del golfo de Arauco.
“Los estudiantes tenían claro que algo está pasando con el recurso marino, de hecho algunos de ellos provienen de familias donde hay pescadores entonces habían escuchado de una escasez de esta especie, la que además de poseer un alto valor comercial, contribuye a equilibrar el ecosistema.  Por eso, ellos se propusieron, a través de este estudio, determinar cuáles son los factores que influyen en la disminución del loco en las localidades de Punta Lavapié y Llico”, explicó Oscar Santis.
El tercer grupo de ciencia escolar está liderado por la profesora Sandra Escobar, acompañada del Encargado de Outreach y Biólogo Marino de INCAR, Pablo Carrasco. Integrado por los estudiantes de 3° medio, Jedier Contreras, Javiera Gayoso, Rafaella Sepúlveda y Emilia Chaparro, tiene por objetivo evaluar distintos métodos tecnológicos que permitan la reutilización de los desechos derivados de la extracción y procesamiento del recurso jaiba.
“Los estudiantes buscarán reutilizar los desechos marinos como materia prima, ocupándola principalmente como fertilizante, pintura y artesanías. Para ello se realizarán ensayos que permitan determinar los métodos más efectivos para reutilizar estos desechos y mitigar los efectos negativos en las playas locales: malos olores y micro-basurales”, detalló Pablo Carrasco.
Actualmente, los científicos escolares se encuentran aplicando la metodología científica para obtener resultados y en un próximo taller aprenderán a analizar los datos obtenidos para comprobar sus respectivas hipótesis.
El trabajo colaborativo que INCAR está desarrollando en conjunto con el Liceo Técnico Profesional “Filidor Gaete Monsalve”, tiene por objeto, entre otros, la participación de los grupos en los Congresos Provinciales y Regional de Explora.